viernes, 21 de enero de 2011

Arrivederci Roma..

Ayer me despedí de vosotras con un exquisito postre.. una magnífica tarta de profiteroles.. Y hoy empiezo retomando la última tarde que pasamos en Roma..
Mientras sacabamos el mapa y decidiamos que ver en las pocas horas que nos quedaban en la ciudad optamos por echar a andar e ir hasta el Puente Milvio.. Ese tan conocido por libros tan famosos como "Perdona si te llamo amor" o "Tres metros sobre el cielo" de Federico Moccia.
Si vais a visitarlo os recomiendo que lo hagais en tranvia.. nosotros fuimos andando y tardamos en llegar alrededor de una hora.. pero mereció la pena.. la única pega es que ya era un poco de noche..
Pero antes..
El Altar de la Patria Italiana.. En plena Piazza Venecia se alza este magnífico monumento...

Oficialmente llamado el Altar de la Patria o de Víctor Manuel, conmemora la unificación de Italia en 1870 y está dedicado a su primer rey, Víctor Manuel II.
Es también llamado despectivamente “máquina de escribir” o “tarta nupcial”, pero este gran monumento blanco está inspirado en los edificios de la Roma Imperial.


Seguimos nuestra ruta y por supuesto hicimos parada oficial en Piazza Navona.. donde nos encontramos con que ya estaban desmontando el famoso mercado navideño que se instala allí durante estas fechas..


Igualmente me hice fotitos.. pero sin dejar de mirar con mucha pena, ya que el mercado lo recogían porque ya terminaba la Navidad pero también terminaban mis vacaciones..



Mientras descansabamos un poco decidimos comernos unas "marroni"..

No quiero dejar pasar esta ocasión sin contaros como de fantástico es el mercado navideño de esta plaza..
Ruido, miles de personas, miles de puestos llenos de chuches, de pequeñas befanas que si les tocas palmas bailan, se ríen y se le iluminan los ojos de color rojo, de escobitas de la suerte, de chocolates (que la Befana vendrá a comprar para dejarles a los niños buenos el dia cinco por la noche), de manzanas asadas y sobre todo de ciambellas..


Las ciambellas son como donuts gigantes que pueden ir recubiertas con nutella o azúcar.. las dos opciones están buenisimas!!!




Os presento a la Befana de Piazza Navona.. a que tiene carita de buena??.. Pues os presento a la que yo adopté para traerme a mi casa con su correpondiente escobita de la suerte..


Viendo que estaba anocheciendo decidimos seguir nuestro camino, todavia nos quedaba un ratillo para llegar pero despues de casi una hora andando encontramos lo que buscábamos.. El Puente Milvio!!


Una cadena llena de los "candados del amor" nos da la bienvenida..

Como veis.. llenito está el puente de candados y todos grabados o escritos con el nombre y la fecha de parejas enamoradas que mas tarde tirarán la llave al río Tíber..

Y ahora si.. ya es de noche.. Llega la hora de la vuelta hacia el centro de Roma.. Llega la hora de la despedida.. Y yo no queria marcharme sin decirle adiós a un amiguito muy especial que tengo, a parte de San Antonio..

Mi amiguito Pinocchio de Bartolucci..

Un besito de despedida.. y...


Arrivederci Roma..... Ojalá sea hasta dentro de muy poquito tiempo..
Y así llegó la despedida.. La noche se hizo amanecer y el regreso a casa nos esperaba..
Pero antes de irnos temprano al aeropuerto, quisimos hacer una última visita a la Fontana di Trevi, y como no, echar una nueva moneda..
Llegó la hora de la despedida definitiva..



Y el regreso a casa estaba cerca.. Os dejo hasta el lunes deseándoos muy buen fin de semana.. Aquí teneis unas imágenes de la peli "Vacance Romane", que si no la habeis visto, os la recomiendo!!




Outfit

Capa: Stradivarius
Jeans: Zara
Camiseta: Aristocrazy
Zapatos Oxford: Zara
Estola de Visón: Cortefiel
Bolso: Louis Vuitton
Gafas: RayBan Aviator
Abrigo de visón: Comprado en Londres
Bolso: Gucci